19 Oct Mercado Asegurador: Perspectivas 2015/2016

A partir de la nueva gestión la SSN ha introducido importantes cambios en el Mercado Asegurador Argentino. Los de mayor preponderancia, por el impacto que pueda tener en la Compañías de seguros, son los que tienen que ver con las mayores exigencias de capital y la obligatoriedad de las aseguradoras de registrar resultados técnicos positivos.

Muchas entidades, del mercado asegurador argentino, han operado recurrentemente con resultados técnicos negativos en los últimos años, alcanzando resultados netos positivos, por buenos resultados financieros de sus carteras, por lo que la volatilidad en el rendimiento y la calidad de dichas inversiones resulta crucial para los resultados finales. En los últimos ejercicios se ha ido acentuando la dependencia solo en el resultado financiero de las aseguradoras para alcanzar utilidades netas positivas, esta nuevas exigencias por parte de la SSN va a tener un impacto muy importante en las Compañías de menor envergadura o con poca diversificación de sus riesgos y, por supuesto, en el costo de las pólizas.

A los efectos de que tomemos la real dimensión del problema que se presentará a las compañías sería bueno analizar los números del Mercado asegurador en su conjunto.

Según los balances presentados por las firmas que operan en el mercado local, el ejercicio cerró con una emisión de primas por $ 153.893.380.827 y un resultado financiero de $ 23.499.171.210, pero con un saldo negativo en cuanto al resultado técnico por $ 8.393.726.805. Aun así, este último índice mostró una mejora con respecto al ejercicio pasado, que había cerrado con una pérdida de $10.073.108.636.

Si bien podríamos afirmar que la conciencia aseguradora se ha expandido, el problema del infraseguro, potenciado por los niveles de inflación, persiste, aunque las aseguradoras intentan implementar mecanismos para minimizar su impacto.

La inflación, sin dudas, deteriora las sumas aseguradas generando infraseguro. Muchas aseguradoras han incorporado cláusulas de actualización automática de las sumas aseguradas con la renovación de las pólizas así como también han reducido las vigencias de las pólizas para asegurar una renovación más ágil que permita actualizar con mayor periodicidad tanto las sumas aseguradas como las tarifas. El seguro corporativo, que no suelen incluir estas cláusulas de actualización automáticas, requiere un mayor análisis de las empresas para mantener actualizadas las sumas.

El desafío va a estar centrado en lograr un mercado que mejore su rentabilidad y, con ello, su solvencia. El contexto financiero y las regulaciones en materia de inversiones van a ser esenciales ya que constituyen la principal contribución de ganancias del sector. Las principales amenazas podrían ser un contexto inflacionario que no pueda trasladarse íntegramente a tarifas, junto con un incremento de la litigiosidad.

Un dato a tener en cuenta es que el mercado asegurador argentino, continúa siendo el menor concentrado del continente latinoamericano. En términos de participación, las 30 mayores compañías concentran cerca del 77 % del primaje, sobre un total de 170 compañías activas, será esencial entonces realizar un análisis a conciencia de las Aseguradoras a la hora de contratar una póliza, el patrimonio, sus resultados y la calificación deberán preponderar por sobre la variable de costo, variable que indefectiblemente se verá afectada por la inflación y las nuevas exigencias de la SSN, la atención deberá centrarse en la solvencia de la Compañía sobre todo a la hora de contratar los seguros corporativos.